Lactancia materna y vuelta al trabajo

Texto realizado por La Teta Que Alimenta

Si te preguntas si puedes seguir dando el pecho al volver al trabajo, la respuesta es SI. Pero…¿Cómo hacerlo?

  1. Prepara un banco de leche 15 días antes de la reincorporación al trabajo. Si tienes dificultades para extraer leche mira m post «5 Consejos para extraer leche materna». No recomiendo que comiences tu banco de leche mucho antes, ya que provocaría que estuvieses preocupada de más y no disfrutes a tope los últimos momentos con tu bebé las 24hs.
    Guarda entre 30 y 50ml en bolsitas o botecitos aptos para conservación de leche materna. No más de esa cantidad ya que no sabemos cuánta va a necesitar, es mejor guardar de a poco para no desechar mucha cantidad. Poco a poco irás sabiendo cuánta cantidad necesita.

  2. Si le das de probar biberón antes de que te reincorpores te recomiendo que se lo de otra persona y que no estés tu en la misma habitación, ya que si te ve o huele no va a aceptar el biberón y querrá pecho.

  3. Confía en la persona que va a estar a cargo de tu bebé, entre ellos se entenderán y acabarán encontrando la forma de hacerse con la nueva situación. Lo más importante es que el bebé siempre esté atendido (sobre todo su llanto) y que no se esperen a que llore para darle de comer (hay que estar atentos a las señales de hambre, el llanto es una señal tardía y será más difícil que lo coja) Ya sea si tu bebé se queda a cargo de un cuidador, escuela infantil, o familiar

  4. Cuando estés en el trabajo debes prestar atención a tu pecho y si en algún momento notas que se llena o se pone duro debes masajear y extraer, ya sea manualmente o con extractor. Lo ideal es tener descansos para extraerte con tranquilidad.
    La cantidad que extraigas la puedes guardar en una neverita portátil con hielo y esa leche se la puedes dar a tu bebé al día siguiente (guárdala en nevera al llegar a casa).

  5. Si no logras extraer mucha cantidad o tu bebé es muy tragón y debes recurrir a darle leche artificial ¡Que no cunda el pánico! la leche de fórmula es un aliado en estos momentos, por un par de biberones no pasa nada.

  6. Preferiblemente que le den la leche con vaso, vaso entrenador, dedo jeringa o cuchara. Si puedes evitar el biberón para no causar confusión tetina-pezón es lo ideal, pero entiende que quizás para el cuidador lo más fácil es darle un biberón. Si optáis por esta opción te recomiendo que se lo deis utilizando el método kassing y que su tetina sea de las que imita el pezón.

  7. Si tu bebé es menor de 12 meses recuerda que ninguna toma (aunque tome leche artificial) debe ser sustituida por la alimentación complementaria (la cual debe iniciarse a los 6 meses ¡OJO! NO A LOS 4 MESES). Si tu bebé ya tiene 6 meses recuerda que hasta el año primero siempre se debe dar lactancia (materna o artificial) y luego ofrecer el alimento.

¡EXTRA!
Cosas que son normales que sucedan:

  1. Que tu bebé haga huelga de hambre y no quiera comer nada con el cuidador. Los primeros días es normal, no pasa nada, cuando llegues a casa no te va a soltar, pero tranquila que no se va a desnutrir.
  2. Que cuando llegues a casa te rechace. Dale tiempo, para ellos es un cambio grande, no le obligues, juega a algún juego relajante como leer un cuento o date una ducha y haz piel con piel con tu bebé, esto estimulará que pida pecho.
  3. Que cuando llegues a casa esté muy demandante y no quiera separarse de ti. Esto será así las primeras semanas y poco a poco irán calmándose las aguas. ¡Ánimo!.

Y tu ¿Ya te has reincorporado al trabajo? ¿Qué le dirías a una mami que está a punto de pasar por esta situación? Cuéntame dejando un comentario aquí abajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
Chatea con nosotros
Ir arriba